Esta película dirigida por Tim Burton ha elevado en los últimos días a 565,8 millones de dólares en todo el mundo. La película protagonizada por Johnny Depp está considerada como la más taquillera por tercera semana consecutiva en Estados Unidos y Canadá.