STEALTH: La Amenaza Invisibe

Una película donde se hace gala de los increíbles efectos visuales y sonoros, así como la alta tecnología que puede haber en un avión militar.

Durante años, el escritor y director Rob Cohen ha venido contemplando la idea de hacer una película sobre pilotos de combate de la Marina; pero de una manera original. “Creía que había una manera de crear una experiencia intensa en el aire”, dice Cohen, “que no era muy distinta a la forma al estilo de las carreras en A Todo Gas o en la avalancha de Triple XXX”.

Cohen también estaba fascinado con el reciente avance llamado Bergen (Terrain generator [generador de tierra]), desarrollado por Digital Domain, que le permitiría crear fondos virtuales. “Así que, si se quiere volar sobre las montañas de Tayikistán, se introducen los mapas reales de estas montañas”, explica. “A partir de ahí se puede crear el terreno real, y una vez que se hace virtual, se puede colocar donde quieras. Antes del Bergen, cuando querías que un avión cambiase su posición en el aire, el fondo también tenía que cambiar su posición con exactitud. Eso era muy difícil de hacer. Pero ahora podemos colocar el terreno para cualquier movimiento del avión, no importa lo extremo que sea”.

Temáticamente, Stealth: La Amenaza Invisible trata sobre la guerra y la tecnología, y casi con la misma importancia, según Cohen, sobre la tecnología como el hijo que hemos creado, y lo que puede ocurrir si ese hijo nos supera en habilidad. “¿Qué pasará cuando los ordenadores sean más inteligentes, más rápidos, más creativos, con capacidad para regenerarse y reproducirse?, pregunta. “Si tienen el control de nuestra energía, tienen el control de nuestros sistemas de comunicaciones y de nuestros sistemas militares. ¿Qué pasaría si deciden, en su evolución, hacer su voluntad?”

La acción en Stealth: La Amenaza Invisible gira en torno a un prototipo de un avión de combate controlado por ordenador conocido como “EDI”. El ejército lo denomina VACN (Vehículo aéreo de combate no tripulado). “En la película, examinamos la tecnología y lo que le ocurre a la naturaleza de la guerra cuando cambia la ecuación en el momento en que los Estados Unidos es capaz de crear una fuerza aérea con inteligencia artificial, como ‘EDI’. Esta capacidad ya existe en el presente, así que no es ciencia-ficción. A eso nos referimos. La Marina me dijo que no enviarían más aviones tripulados por humanos”.

Para preparar Stealth: La Amenaza Invisible, Cohen trabajó en los diseños de “EDI” y los Talons, los otros aviones de guerra que se utilizaron en la película. “Son caza bombarderos supersónicos con alas conmutables con motores de detonación pulsar, en los que ya se trabaja en la Marina de Estados Unidos, pero que todavía no son una realidad”, explica Cohen.

Junto a dos diseñadores senior de North Aviation, Cohen diseñó el primer prototipo Talon. Con su diseñador de producción, J. Michael Riva, y un equipo de diseñadores industriales, lo refinó y creó un Talon más sexy, que pilotarían los tres pilotos principales en la película (Josh Lucas, Jessica Biel y Jamie Foxx).

También crearon el avión no tripulado “EDI”. “Quería que los Talons fueran esculturalmente bellos, además de poderosos”, dice Cohen. “Y quería que ‘EDI’ fuera a la vez elegante y terrorífico. Quedé encantado con los resultados finales”.

(source: youtube-snh602)